BLOG

Para que sirve el design thinking



Creemos que las grandes ideas solo nacen de mentes brillantes y creativas. ¿Pero si vemos la innovación con un enfoque diferente y empezamos a pensar como lo hacen los diseñadores? Pensar de manera integral y con un enfoque en el consumidor puede impactar de manera positiva en tu negocio. En lugar de pensar algo para construir, construye algo que pensaste.


Design Thinking es un enfoque para la innovación centrado en las personas que utiliza herramientas de diseño para integrar las necesidades de las personas, las posibilidades de la tecnología y los requerimientos para el éxito del negocio 

Tim Brown, CEO de IDEO
Para que sirve el design thinking

El Design Thinking es una metodología que nos ayuda a detectar necesidades y oportunidades para luego encontrar una solución comercialmente exitosa. Se empezó a desarrollar de forma teórica en la Universidad de Stanford en California (EEUU). Se basa en la forma en la que trabajan los diseñadores de producto. En el proceso se toman en cuenta las necesidades de las personas, las posibilidades de tecnología y los requerimientos para lograr el objetivo con éxito.

Pensar como un diseñador puede cambiar la forma en la que las organizaciones desarrollan sus productos, servicios, procesos y hasta su estrategia. Esto ayuda a que las personas desarrollen herramientas creativas para hacer frente a una amplia gama de desafíos.

Tim Brown, CEO de IDEO

En su artículo de “Design Thinking” para el Harvard Business Review, Tim Brown, CEO de IDEO, nos presenta cómo es el perfil de personalidad de un pensador de diseño:

  1. Empatía, capaces de imaginar el mundo desde múltiples perspectivas.
  2. Pensamiento integrador, ven más allá de las alternativas existentes y las mejoran.
  3. Optimismo, por muy difíciles que sean las limitaciones de un problema, hay al menos una posible solución.
  4. Experimentalismo, formulan preguntas y exploran las limitaciones en formas creativas que los llevan a nuevas direcciones.
  5. Colaboración, los mejores pensadores de diseño no solo trabajan en conjunto con otras disciplinas sino tienen experiencia en más de una.

De acuerdo al Institute of Design en Stanford, el Design Thinking tiene cinco pasos elementales:

Para que sirve el design thinking

Empatía.

Es el primer acercamiento con el usuario y es la base del proceso. Necesitamos entender a los usuarios dentro del contexto del cual estamos diseñando. Para lograrlo debes observar, involucrarte y escuchar.

Observa el entrono, los comportamientos y reacciones. Después involúcrate con una plática en la que incluso puedes preparar algunas preguntas antes. Por último escucha con atención.

“Para crear innovaciones significativas necesitas conocer a tus usuarios y preocuparte de sus vidas.”

Define.

Una vez recopiladas las observaciones hay que procesar y sintetizar la información para definir una línea a seguir. Es una etapa crítica del proceso de diseño, pues es la guía de enfoque. ¿Cómo podemos definir?

  • Define un cronograma: tiempos, cuáles son los recursos, sus limitaciones.
  • Define el mercado meta.
  • Establece un presupuesto para trabajar.
  • Desarrolla un punto de vista del panorama en general.
    • Que sea inspirador para el equipo.
    • Que genere criterios para evaluar ideas y contrarrestarlas.
    • Que ayude a resolver el problema imposible de desarrollar conceptos que sirven para todo y para todos.

“Enmarcando el problema adecuado es la única manera de crear la solución correcta.”

Aquí se generan tantas ideas innovadoras como sea posible. Recuerda que:

  • No debemos quedarnos con la primera idea que se nos ocurra.
  • No juzgues ni debatas ideas.
  • Coloca al cliente al centro de todo.
  • Las ideas deben enfocarse a soluciones obvias e innovadoras.
  • Ordena las ideas, evita el caos. Puedes agruparlas.
  • Expresa tus ideas de manera gráfica.
  • Facilita la comunicación con el grupo.

“No es sobre tener la idea correcta, es sobre crear la mayor cantidad de posibilidades.”

Prototipar.

Una vez que las ideas hayan sido evaluadas y concluidas las debemos hacer realidad. Construir prototipos hace las ideas tangibles y nos ayuda a visualizar las áreas de oportunidad, además se genera un ahorro de tiempo, un mayor acercamiento al éxito de forma más certera. Este proceso se va refinando mientras el proyecto avanza. Recuerda, la creación de prototipos no necesariamente debe ser compleja y costosa.

“Construye para pensar y evalúa para aprender.”

Evaluar.

En esta etapa probaremos nuestros prototipos para obtener retroalimentación de usuarios, clientes e integrantes del equipo, esto nos ayuda a identificar mejoras significativas. Una buena regla es siempre hacer un prototipo creyendo que estamos en lo correcto pero debemos evaluar pensando que estamos equivocados. ¿Cómo hacerlo?

  • Escucha todo lo que tengan que decir y responde las preguntas.
  • Crea experiencias que le permita al usuario tener una visión más definida del contexto.
  • Define las métricas relevantes para la cuantificación de resultados y documenta los resultados.
  • Analiza los resultados y realiza ajustes los ajustes necesarios y vuelve a evaluar.

“Evaluar te da la oportunidad para aprender sobre los usuarios y las posibles soluciones.”

Para que sirve el design thinking

El Design thinking se basa en nuestra capacidad de construir pensamientos creativos a través de la intuición y la inspiración, esta metodología ayuda a desarrollar ideas innovadoras de manera rápida y eficiente. Se puede aplicar en el desarrollo de nuevos productos o servicios o en los procesos de comunicación interna y externa de nuestra empresa. No importa el tipo de empresa que tengas, esta forma de pensamiento puede ayudar a transformar tu organización. Aquí les dejamos este video.

Fuente: Rotman School of Management

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *